Hay Una Esperanza

Sueños

Enero 24, 2017


Érase una vez un niño soñador, que quería meter toda el agua del mar en un pequeño agujero que había cavado en la arena... el niño terminó fatigado y nunca logró su ideal. Se sentó a reposar en la húmeda playa y a meditar en algo más que pudiera emprender; de pronto se le ocurrió atrapar los rayos del sol entre sus manos, corría tras los fugaces destellos y reflejos en el agua, pero jamás pudo retener la luz. Cansado en sus fallidos intentos, decidió quedarse dormido y empezó a soñar.

Esta vez soñaba que volaba tras una mariposa de muchos colores, pero ella era más ágil y veloz y él nunca la pudo alcanzar. Despertó y vio a su alrededor, he aquí que a lo lejos divisó un caracol que avanzaba marcha atrás, quiso asirlo, pero pronto se perdió en el mar. El niño muy frustrado tomó un copo de espuma que dejaban las olas al besar la arena... y la vio escurrirse y desaparecer entre sus tiernas manos. Al verla no pudo menos que exclamar: Todo es sueño y vanidad; así como llega, también desaparece con gran velocidad. Nada es mío, todo se fuga cuando lo intento tomar; ni siquiera la vida me pertenece, pues no la puedo retener ni atrapar. Los años pasarán y un día seré viejo o quizás nunca llegue a ser, pero hay una inevitable realidad: que así como la espuma, el viento, la caracola o el mar, un día partiré para no volver más. Pero quiero asegurarme que mi alma vivirá.

De pronto llegó hasta sus pies cansados un trozo de papel que había vagado de lugar en lugar, soplado por el viento, rociado por el mar, que decía entre borrones: Todo aquel que en Cristo cree, aunque esté muerto vivirá. Dijo el niño: Cuán sencillo y cuán hermoso; para mí creer es fácil y por cierto viviré.

Si tu vida es un espejo de ideales sin lograr; si todo ha parecido fracaso tras fracaso y ya no quieres intentar. Si tan sólo tu deseo es correr y escapar, esconderte y hasta volar, si nadie te comprende, si todo es vanidad; ¡Hay Una Esperanza! Yo te invito a que hoy creas que hay Vida en Jesucristo, que en Él hay eternidad. Que vivir en Él es la realización de lo imposible, si tan sólo puedes creer.

Ver Todos los Artículos