TEMAS DE OPINIÓN

Energía y Perseverancia

Septiembre 14, 2017


La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) de Honduras, fue creada por La Junta Militar de Gobierno, mediante Decreto Ley Número 48, el 20 de febrero de 1957.  Después de casi sesenta años de operar, con aparentes pérdidas; y en medio de la polémica por los conflictos internos del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (STENEE), el 19 de agosto del 2016 inició funciones la Empresa Energía Honduras (EEH), que se responsabilizó de la distribución, medición, facturación, cobro y reducción de las millonarias pérdidas del ente estatal. El Comité Técnico del Fideicomiso de Distribución se reunió para aprobar el inicio de operaciones del nuevo ente, que desplazó al Servicio de Medición Eléctrica de Honduras (Semeh) y para ello se instalaron en Tegucigalpa un equipo de técnicos colombianos.

Como ciudadanos hondureños, actualmente pagamos más caro el servicio de energía eléctrica,  se nos ha aumentado el precio de servicio de alumbrado eléctrico; hemos sufrido injusticias con la lectura de contadores y demás.

La persona que me ayuda en casa es una mujer sumamente recta y honesta; ella vive con sus dos hijos en una modesta colonia del norte.  En su casa tiene estufa que cocina con gas, no tiene aparatos de aire acondicionado, ni lavadora eléctrica, todo para ahorrar energía. Sin embargo, cuando le llegó el cobro mensual de diez mil lempiras, fue a las oficinas de servicio al cliente para poner un reclamo; para su asombro la respuesta de la persona que la atendió fue que, debido a que en su colonia alguien estaba “robando energía”, ella tendría que pagar por ello.

En mi ciudad, con mucha frecuencia hacen “reparaciones profundas” para lo cual tenemos cortes programados de 8:00 a.m. a 4:00 p.m.; aun así, los apagones persisten a veces cada noche, los cuales duran de 3 a 5 horas.  Ustedes pueden imaginar lo que eso representa para los alimentos refrigerados, por ejemplo.

Antes nos dábamos a la tarea de llamar para conocer la causa de la situación y cuánto tiempo tardaría en restablecerse el servicio.  Hace un mes o dos, ellos respondían los mensajes de “whatsapp” de forma casi personalizada, pero de un tiempo hacia acá, todo es globalizado, todo es robotizado. Cuando recientemente hemos llamado, el tiempo de espera es interminable para lograr hablar con un agente de turno; las respuestas son frías, memorizadas, sin respuesta ni esperanza para el consumidor.  Al preguntarle yo al agente con quién podía hablar para presentar mi reclamo, me respondió: Vaya a nuestras oficinas en horas hábiles y acuda a la ventanilla de “Servicio al Cliente”.

Ante la situación caótica que estamos viviendo por la deficiencia en el servicio de energía eléctrica, no sé qué posición iremos a adoptar. ¿Será que debemos comprar generadores eléctricos que trabajen a base de derivados del petróleo? ¿Será que debemos cambiarnos a un sistema de energía solar o de viento?

Me pregunto si los gobernantes del país están enterados de lo que ocurre en nuestra ciudad.  Queridos compatriotas, será necesario hacer oír nuestra voz, pero también a los que creemos en el Dios que todo lo puede, les pido que unamos nuestras fuerzas en oración para que nos sea enviada una solución.

Ver Todos los Artículos